WE THE PEOPLE

   “We the People  of the United States, in Order to form a more perfect Union, establish Justice, insure domestic Tranquility, provide for the common defence, promote the general Welfare, and secure the Blessings of Liberty to ourselves and our Posterity, do ordain and establish this Constitution for the United States of America.”

 

 

Así comienza el texto quizá más importante de la historia política de la humanidad. We the people, nosotros, el pueblo. Desde los primeros deseos de independencia respecto a una metrópoli que les ninguneaba como ciudadanos y les oprimía como contribuyentes hasta establecimiento final de unas reglas de juego internas, basadas en los principios de la representación política y la separación de poderes real, sólo hubo un protagonista, un actor y un beneficiario de aquellas épicas acciones: el pueblo. Lo que casi un siglo después definiría Lincoln en plena guerra de Secesión y rememorando la oración fúnebre de Pericles, como el “government of the people, by the people, for the people” se había impregnado de tal manera en la psicología colectiva de los antiguos colonos que perfectamente podría decirse que había pasado a formar parte de su ADN social, de su contextura vital nacional.

We the people. Qué hermoso es comprobar que ha habido naciones en el mundo capaces de ondear desde su origen la bandera de la libertad y la igualdad ante la ley. Naciones de hombres libres, celosos hasta la médula de su condición, conscientes de los sacrificios requeridos, del insomnio exigido, del sudor derramado y de la sangre vertida en la conquista de la libertad. Conscientes también de las debilidades de la condición humana. Y conscientes, fundamentalmente, de que aquello que ha requerido siglos para su edificación puede ser destruido en cuestión de horas.

We the people. Aquellos granjeros y terratenientes jamás dejaron al poder la más mínima posibilidad de autorepresentarse, autoconstituirse o autogobernarse. Establecieron, para gloria y fortuna de todas sus generaciones posteriores, un sistema de representación de la sociedad civil y un mecanismo de cautelas, de frenos y contrapesos respecto al poder de tal naturaleza y precisión, que más de dos siglos después, una guerra civil, dos mundiales y tres revoluciones industriales, sus principios y fundamentos todavía permanecen inalterados.

We the people, en esa ésa fórmula excepcional, en esa pócima mágica residió el preciado secreto de la democracia en América.

Queridos amigos, nos encontramos, los españoles, en una encrucijada de la misma transcendencia que para los descendientes del Mayflower tuvo la independencia de las colonias. No podemos mirar hacia detrás sino para constatar el fracaso colectivo que ha supuesto la Transición española. Precisamente por no haber constituido el poder político (¿qué es una constitución si no eso?) de manera que sus gobiernos lo sean del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Nos enfrentamos, se quiera admitir o no, a un proceso constituyente en un horizonte temporal muy próximo. El régimen no nos lo va a poner nada fácil a los ciudadanos. Nos secuestró la libertad política hace treinta y cinco años y va a intentar retenerla a todo precio. Reinventándose, reconstruyéndose, transformándose, travistiéndose…. hará cualquier cosa para no firmar su acta de defunción al otorgarnos las libertades. Seamos conscientes de ello. Pero seámoslo también de que nuestra prosperidad en las décadas venideras dependerá de que no volvamos a asumir el triste papel de testigos de los sucesos y nos convirtamos, por vez primera, en protagonistas de los hechos.

Hagamos el esfuerzo que requiere el momento. Porque una vez conseguido, el “government of the people, by the people, for the people, shall not perish from the earth.”

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

, , , , ,

3 Responses to WE THE PEOPLE

  1. Lemos 23 Julio, 2012 at 19:09 #

    Lamentablemente éste régimen demuestra no tener ninguna intención de hacer ninguna reforma política.
    Y tampoco abre caminos para que el pueblo ejerza su derecho natural para participar directamente en ello.
    No parece que tengan intenciones de respetar la libertad que en éste ejercicio de participación plena y real en la democracia, nos corresponde.

    Y algunos dentro de la misma sociedad, creen, piensan, opinan… dicen que, lo que nosotros -por justicia- buscamos y pretendemos: ” No és posible….”

    Claro que no sería posible, si nuestra actitud fuese la de esperar que ésto, cambie por la vía que de hecho ya debería de ser desde el principio….

    Cuando no es así, pero, la situación reclama:
    Una verdadera Reforma Política. Convocar elecciones a cortes constituyentes.
    Y una nueva y correcta constitución, que permita desatascar los caminos cuando se presente el caso, y que nunca puedan volver a encerrar a España en un atolladero.

    Cuando la situación reclama todo lo mencionado, como el agua para la sed….

    ¡¿Cómo se puede decir que lo que reclamamos -no és posible-…?!

    No solamente que -sí- es posible, sino que, cuando no nos faciliten los caminos, -nosotros- la sociedad civil, debe de tomar sus propios derechos.
    No se trata de recibir un regalo, ni un favor para la sociedad. Son nuestros derechos.
    Slds.

  2. PortuMerche 24 Julio, 2012 at 17:43 #

    Vivimos unos tiempos en que los privilegios de la clase política priman por encima de la ciudadanía. Los gobiernos se acomodan al poder y a su propio bienestar y no tienen en cuenta las necesidades del pueblo. La realidad es que no son más que dictaduras democratizadas.
    Además, nos falta un nexo de unión decente entre pueblo y gobierno. Hasta los sindicatos están untados por los gobiernos. Son tiempos de desánimo. Nuestro mayor problema es el separatismo junto a una deficiente educación. Y ese es nuestro drama, y esa es nuestra derrota como nación.
    Me extendería mucho más porque el tema da para mucho pero creo que no es necesario, sería repetir con mis propias palabras lo que tan claramente tú expones en este artículo.
    Un saludo

  3. admin 29 Julio, 2012 at 11:18 #

    😉

Leave a Reply

%d bloggers like this: