REIVINDICACIONES FUGACES

20130922-193723.jpg

En función de los acontecimientos que la actualidad va colocando en primera plana, se producen reivindicaciones sociales que afectan al sistema político actual.Éstas aluden a modificaciones constitucionales puntuales y su corto alcance y falta de integración en una idea transversal superior las convierte en estrellas fugaces en la oscuridad de la noche.

Esta semana la esfera pública se ha centrado en la monarquía. La intervención quirúrgica del titular de la Casa Real, además de levantar todo tipo de sospechas respecto a su verdadero estado de salud, nos recuerda que pronto habrá de resolverse la cuestión sucesoria de un rey que obtuvo la legitimidad de un dictador, pasando por encima de los derechos dinásticos de su padre.

La semana anterior, la propuesta federal y el derecho a decidir, ambos también sin la legitimidad de concebirse sobre sujetos constituyentes, han suscitado de nuevo el debate en torno al modelo de Estado, cuya descentralización política para unos ha llegado demasiado lejos, para otros tiene muy poco alcance y para casi todos está caduca.

Pero hay muchas más. El sonido de la crisis de la representación y las poco estudiadas propuestas de quienes sugieren, como si fuera un derecho a conquistar en el siglo XXI lo que se logró en el siglo XIX, la máxima de un hombre un voto, reverbera en nuestra memoria desde el 15-M de 2011 y nos recuerda esa asignatura pendiente como una de las grandes reivindicaciones ciudadanas.

También los últimos casos en los que los españoles hemos podido comprobar la evidente connivencia entre el poder judicial y el poder político que, no en vano, les selecciona y designa en sus cargos, reabren el debate sobre la conveniencia de establecer un sistema que garantice la separación real de poderes.

De la misma forma, los casos de financiación ilegal de los partidos políticos y las sombras sobre la legalidad que muchas de las contrataciones del Estado a los donantes han dejado, mantienen a otro sector de la población exigiendo cambios en la legislación vigente.

Finalmente, por dar fin a una lista que podría ser interminable, la utilización de sus mayorías parlamentarias en Andalucía y en Madrid para evitar la constitución de comisiones de investigación que indaguen sobre los ERE y el caso Bárcenas, también han abierto el debate sobre la conveniencia de modificar los reglamentos de las Cámaras, cuestión que un número no pequeño de ciudadanos viene exigiendo en las redes sociales.

Si la luz de estas reivindicaciones estuviera subordinada a un proyecto de naturaleza primacial, su continuidad quedaría garantizada con los permanentes destellos que la nefasta actualidad política ofrece a las mismas. Este proyecto superior no es sino la reforma de la Constitución a través de un proceso constituyente que incluya, en su inherente fase deliberativa, la interacción dialógica de todas las reivindicaciones y que, tras la pertinente convocatoria a una Asamblea constituyente, éstas sean votadas y, en su caso, sancionadas tras un referéndum nacional.

Mientras tanto, la transcendencia de cada una de ellas no pasará de ser un mero destello en la noche de los tiempos.

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

One Response to REIVINDICACIONES FUGACES

  1. Lemos 7 Octubre, 2013 at 21:40 #

    Pero España no puede mantenerse y mucho menos avanzar, iluminada por destellos.
    Los destellos ciegan, o impiden ver el camino con la claridad necesaria.
    Querer avanzar por una ruta plagada de tropiezos, es ….
    Para qué explicarlo!! Cualquiera lo imagina…
    Y la realidad lo demuestra…

Leave a Reply

%d bloggers like this: