PUNSET: “LA TRANSICIÓN PERMITIÓ LA TROPELÍA DE QUE LOS CIUDADANOS NO ELIGIERAN A SUS REPRESENTANTES”

imagen

En este año 2013, que no me deja tiempo ni para escribir pequeñas notas en el blog (volveré con fuerza en verano, luego de dejar atrás una responsabilidad, hoy, ineludible que me absorbe) no puedo hacer otra cosa que reflejar los destellos más importante que encuentro en los medios de comunicación social. Es el caso de alguien cuya capacidad intelectual e independencia de criterio está reconocida en todo el espectro social nacional e internacional. Eduardo Punset, intelectual, divulgador científico y cultural, que vivió en primera persona los avatares de nuestra Transición política. Pese a que justifica los errores, explica de una manera rotunda y contundente que la cúpula dirigente del momento, Suarez y el Rey, junto a los partidos políticos recién nacidos, optaron por un régimen partidocrático, olvidando los axiomas de la democracia para dotar de fuerza a unos partidos que no eran nada porque, con la excepción del partido comunista, habían desaparecido de la faz de la Tierra durante el franquismo. Ese querer dar fuerza y potencia a los partidos hasta entonces inexistentes se realizó sacrificando la democracia, pero con la convicción de que a la vuelta de unos pocos años los propios partidos devolverían a la sociedad española la libertad política que les acababan birlar a través del secuestro de la separación de poderes y del principio representativo. Es decir, que serían los propios partidos y no los ciudadanos los encargados de designar a las personas que formarían parte del Parlamento y también a los jueces y magistrados encargados de juzgarles en caso de abuso de poder o malversación. Lo hicieron a través de una ley electoral de listas cerradas, del parlamentarismo y de la elección del poder judicial por parte del Parlamento, que en el caso de un sistema parlamentario de listas es lo mismo que decir que el órgano de gobierno de los jueces lo eligen los partidos políticos.

Por supuesto, los partidos, por una vez prestos a seguir a Montesquieu en su máxima de que el poder tiende al absoluto, lejos de renunciar a su poder, lo fueron incrementando hasta los niveles actuales dando al traste con la soberanía popular y eternizando una oligarquía de partidos cuyas dramáticas consecuencias estamos padeciendo todos.

Punset lo ve con nitidez. Qué lástima que no pudiera recordar a Montesquieu hace 35 años.

 

Os dejo el link  y un resumen de su entrevista:

Usted dejó su escaño político el 5 de diciembre de 1983. Lleva casi 30 años alejado de la política pero, ¿cómo ve la situación de la política ahora?

“En España no existe la separación de poderes de Montesquieu, con un poder judicial y un poder político. El político elige y controla el organismo judidial”

Lo he repetido 20 veces. Yo estuve en el último Gobierno de Suárez, que fue el último Gobierno de la Transición, en donde se iniciaron una serie de reformas, algunas de ellas fundamentales, que no se llevaron a cabo del todo de común acuerdo. Casi siempre, para que los partidos políticos, que eran inexistentes hasta entonces, tuvieran cierto poder. Por eso se permitió la tropelía de que los ciudadanos no pudieran elegir a sus propios representantes, sino los representantes dictados por los propios partidos políticos. Esto todo el mundo sabía que la única razón por que se aceptaba esa situación era porque a los partidos políticos había que darles un poder que no habían tenido nunca y que tenían que tener en ese momento. Y lo que ocurre es que estos partidos políticos y estas mismas personas, 40 años después han olvidado que aquello era sólo el inicio de una reforma y que tenían que culminarla, y lo mismo le digo de la separación de poderes. En España no existe la separación de poderes de Montesquieu, con poder judicial y poder político. El poder político elige y controla el organismo judicial. Esto se hizo por la misma razón, se permitió que durante un tiempo hubiera esta mezcla de poderes para dar más poder y más fortaleza a los partidos políticos. Pero con el sentimiento de que un día los partidos políticos tendrían que ceder poder, y este momento ha llegado.

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

4 Responses to PUNSET: “LA TRANSICIÓN PERMITIÓ LA TROPELÍA DE QUE LOS CIUDADANOS NO ELIGIERAN A SUS REPRESENTANTES”

  1. Lemos 29 Abril, 2013 at 21:51 #

    Según las explicaciones del Sr. Punset, el engendro de la democracia española fue diseñado a conciencia y por voluntad de sus propios progenitores, con una serie de malformaciones, las mismas, los mismos sedimentos, han sido transportados de forma invariable durante todo el curso democrático español, hasta el día de hoy.
    El punto actual: País casi inviable. Colapso.

    Punset reconoce que: “… estos partidos políticos y estas mismas personas, 40 años después han olvidado que aquello era solo una reforma y que tenían que culminarla…”

    Lo que yo creo…
    que estos partidos políticos y estas mismas personas, hace 40 años no debieron de olvidar o mejor dicho -ignorar- como hicieron, que la democracia contiene todos los mecanismos para otorgar poder a quien el pueblo decida y quitárselo cuando el pueblo lo crea conveniente. Significa que el poder debe de estar siempre en el pueblo, no en el partido que tiene que contar con el poder a su lado.
    Es el pueblo, el soberano en la democracia, no los partidos.

    Justificar aquellos -retoques- en la democracia naciente, para garantizar que los partidos “cogiesen fuerza”… *a mí, no me convence mucho…
    No había nada que reformar….
    ¡Ahora es cuando hay muuuchooo que reformar! Sí…

    Vaya verano que nos espera a tantos, Sr. Abadía….
    Todo, gracias a estos partidos y a estas mismas gentes….

    • admin 6 Mayo, 2013 at 20:13 #

      Gracias por tus aportaciones, Hilde.
      Slds 🙂

Leave a Reply

%d bloggers like this: