LA CONFIANZA CIUDADANA EN LA POLÍTICA CAE UN 60%

 

 

En 8 años, la confianza política ha caído casi un 60%, en concreto del 64% al 28%. Los partidos hegemónicos están perdiendo peso a marchas forzadas en favor de otras opciones y de la abstención. En 10 años el panorama político habrá cambiado enormemente. Veamos si somos capaces de diseñar una alternativa democrática en donde prime la libertad política de los ciudadanos. No es fácil, porque desde el poder se intentarán reformas para maquillar la situación sin que nada cambie. El mayor peligro provendrá del federalismo como solución al modelo territorial y del sistema electoral proporcional y de listas abiertas con el que engañar a los ignorantes conquistados con el slogan de “un hombre, un voto”. Eso ya se conquistó con el sufragio universal hace más de un siglo. Lo que necesitamos realmente es “un ciudadano, un representante verdadero de sus intereses”

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

, , ,

4 Responses to LA CONFIANZA CIUDADANA EN LA POLÍTICA CAE UN 60%

  1. Lemos 8 Noviembre, 2012 at 23:01 #

    -“UN CIUDADANO, UN ALUMNO”-.
    Materias : -Ciencia política, sociedad y democracia Española. Moral y Ética-.
    Libros complementarios: -“Cómo reconocer y combatir la picardía humana”- (entre otros…)
    Impartición teórica:
    Academias privadas. Centros de beneficencia y solidaridad humana. Centros de caridad, etc.
    Prácticas: En ESPAÑA
    Requisitos: Nacionalidad española, o residente en España, (con documentación en regla)
    Estudios requeridos: Saber leer y escribir en castellano (español)
    Límite de edad: Ninguna.
    Plazas ilimitadas. Matrícula gratis.
    URGENTE.

    • admin 9 Noviembre, 2012 at 10:40 #

      Bonita asignatura. 🙂 Gracias por tus comentarios

  2. pedrocruz 9 Noviembre, 2012 at 10:27 #

    Casos como el reciente de la señora CFK o Patxi López ponen de manifiesto que las normativas, leyes e incluso constituciones se pueden modificar cuando se trata de que el político saque más partido de las mismas, o incluso cuando se ven impedidos a tocar lo anterior tenemos el “todo vale” de Artur Mas. Esto va a más, que no a mejor.

  3. admin 9 Noviembre, 2012 at 10:42 #

    Sin duda, por eso es necesario que sea el pueblo el que tenga el último resorte, el poder residual en forma de libertad para decidir. Pero siempre dentro de lo establecido por la historia a través de generaciones y generaciones. Gracias por opinar. 🙂

Leave a Reply

%d bloggers like this: