Jesús Cacho: acierto a medias

Me alegra que Cacho haya vuelto de nuevo. Me parece el periodista más independiente y lúcido del panorama mediático español. Y además relata muy bien.

Sin embargo, hoy no puedo estar de acuerdo con sus planteamientos. Él ve la luz a lo lejos de nuestro tenebroso túnel, confiando en el líder (jefe, si no le importa, Sr. Cacho..) del Partido Popular y sus “jóvenes talentos” cuyo talento, digo yo, es más que joven.

Ignora, o no quiere ver porque Cacho de ignorante no tiene nada, que el brutal proceso de ajuste sólo podrá producirse si se acometen reformas radicales de nuestro sistema político para que, así y sólo así, acaben afectando al proceso productivo que implora Cacho en su artículo. Mi opinión es que dichas reformas no vendrán a propuesta de la clase dirigente que las creó y que verían truncados sus privilegios de clase al margen de la sociedad. Ni podrá venir impuesta por el FMI, que sólo exigirá recortes en el gasto y liberación del mercado de trabajo. Las reformas duraderas consisten en eliminar el descontrol que ha creado este desastre nacional. Consisten en algo tan sencillo de entender como difícil de ejecutar: acercar el poder al pueblo para que el poder trabaje para el pueblo. Los recortes del gasto superfluo, que algunos estiman en el 50% del total, deben ser la consecuencia de un proceso constituyente en el que el pueblo tome la palabra y recurra a la acción volitiva para dotarse de unas reglas de juego democráticas y no la causa que abra el melón constitucional, pues éste puede ser abierto de muchas formas, entre las cuales, la mayoría de ellas no son democráticas. Pensar que una reforma democrática se va a producir motu proprio desde el poder es tener demasiada imaginación o hacer un análisis desastroso de la realidad española.

 

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

,

No comments yet.

Leave a Reply

%d bloggers like this: