DIFERENCIA ENTRE UN PROCESO CONSTITUYENTE Y MERAS REFORMAS REGENERACIONISTAS

 

cortes-constituyentes

Desde que se gestó en la Red el movimiento #pirámidetwitter sus integrantes hemos venido defendiendo la necesidad de abrir un #ProcesoConstituyente en España, frente a las propuestas reformistas de corto alcance que parecen germinar con profusión en el caldo de cultivo de este deseado fin de régimen.

Durante estos meses, muchas personas nos han preguntado por la diferencia entre esas reformas de corto alcance y la solución que nosotros aportamos consistente en abrir un proceso que termine en la redacción y aprobación por parte de la ciudadanía de una nueva constitución, lo que es lo mismo que decir en unas nuevas reglas de juego político. A ese tracto le llama la ciencia política proceso constituyente y sus principales diferencias respecto a formular reformas incardinadas dentro del propio régimen languideciente son dos, y cuyo objetivo no deja de ser el mismo, disponer de verdadera libertad política para realizar los cambios.

En primer lugar, un proceso constituyente cuenta con la ciudadanía en todo momento. Una de sus principales características diferenciadoras de las meras reformas es que en éste es preciso establecer un periodo, previo a cualquier convocatoria electoral, de información y deliberación sobre las distintas propuestas existentes para la redacción de una nueva constitución, que en un principio responderán a las diferentes sensibilidades sociales. Los reformistas hacen pequeñas propuestas, ninguna en profundidad, dentro de los límites de la Constitución actual. Los que abogamos por un proceso constituyente queremos escuchar a los ciudadanos previamente y en su plenitud. A modo de ejemplo, no les pedimos un voto para abrir las listas electorales. Les pedimos que se pronuncien sobre el modelo de sistema electoral que prefieren. No les pedimos apoyo para reducir el gasto autonómico recuperando alguna competencia para el Estado central, sino que les sugerimos que se posicionen respecto al modelo de Administración territorial que desean. Y por encima de todo, les pedimos que se informen y deliberen sobre estos asuntos tan absolutamente transcendentales durante un periodo de tiempo nunca inferior a seis meses. Por supuesto, en dicho periodo deliberativo nosotros propondremos nuestras propias fórmulas. Una vez transcurrido el periodo deliberativo, se convocan elecciones a unas Cortes constituyentes cuyas diferencias fundamentales respecto de unas Cortes ordinarias o legislativas son que dicha Asamblea no tiene otra misión que redactar una nueva constitución y que para su formación todo ciudadano ha podido presentarse sin necesidad de ser avalado por un partido político. Si alguien con prestigio suficiente aspira a ocupar un escaño durante el proceso, no debe necesitar del apoyo de un partido para presentarse en unas elecciones. Todavía hay un paso más para terminar el proceso y que opera en el sentido liberal de la permanente desconfianza con la que en todo caso se deben contemplar, por parte del ciudadano, las cuestiones que atañen al poder. Es necesario convocar un referéndum que refrende la Constitución aprobada por las Cortes o Asamblea constituyentes.

En segundo lugar, y como consecuencia de lo anterior, la libertad del proceso genera una amplitud de miras tal, que el fondo de muchas de las propuestas políticas acaba teniendo mucho mayor calado, lo que implica abordar de verdad los problemas que asolan a este país. España no necesita formulitas respetuosas con el régimen político que nos ha traído hasta donde nos encontramos. España necesita hacer un “reseteo” del sistema, comenzar de nuevo enmendando el gran error cometido en la Transición: dejar de lado a los ciudadanos en la toma de decisiones políticas.

No volvamos a caer en el mismo error.

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

, , , , , , , , , , , , , ,

6 Responses to DIFERENCIA ENTRE UN PROCESO CONSTITUYENTE Y MERAS REFORMAS REGENERACIONISTAS

  1. Manu Ramos 28 Octubre, 2013 at 19:34 #

    Proceso constituyente vs Libertad Constituyente

  2. Charlie 28 Octubre, 2013 at 23:21 #

    Un proceso constituyente nada significa.Franco,Mussolini,Hitler,…Tuvieron un proceso cuyo
    resultado final fue una dictadura.Si por el contrario lo que se pretende es que al final de di-
    cho proceso de lugar a la libertadpolítica colectiva y a la forma institucional que garantice di-
    cha libertad de forma permanente en el tiempo,hay que denominar dicho proceso LIBERTAD
    CONSTITUYENTE.

    • Charlie 28 Octubre, 2013 at 23:38 #

      En definitiva,despistado articulista,lo que hay que conseguir(si lo que se pretende es conquistar la democracia como forma de gobierno)es abrir un período de libertad
      constituyente,que sea la libertad el factor constituyente.

      • admin 2 Noviembre, 2013 at 22:07 #

        Puesto a repetir sistemáticamente lo que lees y escuchas de tu única fuente de conocimiento, debes saber que el término “proceso constituyente” fue utilizado por ella durante muchos años. A ver si mi despiste te sirve de orientación. Aunque lo dudo.

        • Charlie 2 Noviembre, 2013 at 23:35 #

          No hay más verdad en política que la libertad colectiva.¿La defiendes tú,
          admin?Permíteme que dude de ti,un oportunista que se arrima al sol que
          más calienta.¿Quizás Mario Conde?Creo que no voy mal encaminado.
          “Mario Conde es el hombre”.Vaya,vaya,vaya con admin.No eres más que
          un oportunista que se arrima al sol que más calienta.

  3. Lemos 31 Octubre, 2013 at 20:58 #

    Libertad política para cambios cosntitutivos, sí. Pero, desde el principio, también hay que tener muy en cuenta, cuales serían los cambios políticos a tratar en el período de libertad constituyente. Yo veo como las voces que claman por un proceso constituyente van aumentando día a día, y como era de espera, no todas las voces piden los mismos cambios constitutivos.
    Por ejemplo, habrá voces que pide modificación constitucional en los pilares más básicos de España, como: Su indivisibilidad.
    Lo peor de ésto, sí -peor- para mí, porque nunca estaré de acuerdo con “legalizar” ninguna vía que lleve a la desintegración de España como nación que és.
    La intención de conbertir un pais soberano en una federación, y lo peor de esto:
    la aparente intención de quienes reclaman esta clase de cambios constitucionales, asegurando que desean una España unidad, y con ello esta unidad se garantiza.
    Y quienes se informen algo más de cerca sobre este asunto, se darán cuenta que no es verdad. Si constitcionalmente se declarase una España federada, dejaría de ser la nación que és, desde hace más de 500 años.
    Cada parte componente de esta federación tendría la posibilidad de dejar de forma parte del conjunto, y para ello bastaría con un refémdun local, como creen los separatistas que tienen derecho a hacer -hoy- en una España constitucionalmente indibisible. Por lo tanto un derecho inexistente.
    Pero éste derecho desde la federación que los socialistas o algunos de ellos, tanto airean, sí lo haría posible. Ya no se necesitaría la votación del todal del pueblo español, como ahora, sino que el resto de los españoles, en éstos casos, “ni pinchan ni cortan”. como quieren hacernos creer y entrar por el aro, los -separatistas-. Hoy no es así, pero con una España federada, Sí. Y algunos sociedalistas cabecillas, últimamente están muy concentrados en vender este producto, bajo el reclame de que, así, seguiríamos todos juntos… (buen camino .este, para legalizar la desintegración de España…)
    Entonces, cuando yo, que no pienso colaborar en absoluto en la construcción de ninguna vía legal que permita la -legal desintegración de España-, comprendo lo importantísimo que se hace, la partir de ahora dejar claro a toda la sociedad, lo que conlleva cada “pincelada” que unos y otros intenten dar en una nueva constitución.
    Y llegar a un período de libertad constitucional, precedido por un acuerdo oficial sobre los aspectos o estatutos constitutivos que se permitirían modificar con nuevas pinceladas, y por supuesto contando para ello con la participación del titular de España, que no es otro que el pueblo español. Nada de psoe y pp y y ciu y todos los partiditos que ya conocemos. Ésto es cosa de España.
    Sr. Abadía hay mucho que aclarar a los españoles, para no cometer errores, ni permitir por la desinformación que otros nos hagan entrar por el aro que muchos no quisieran….
    Muchísimos no lo queremos. Atención a las jugadas, y a las pinceladas posteriores….

Leave a Reply

%d bloggers like this: