CLARA CONFUSIÓN

Si hay algo peor que el error, es la confusión. Del error se sale en cuanto se constata el mismo y se genera, sobre la base del descubrimiento del error y su por qué, un propósito de enmienda. De la confusión es mucho más difícil salir y desde luego mucho más lento en el caso de que se consiga, al no disponer de la claridad necesaria para saber dónde uno se encuentra, dónde ha ido y dónde tenía que haber ido. Caso español de libro.

No nos intervienen pero el BCE no compra más deuda. Éste no inyecta dinero directamente a la banca pero nos prohíben financiar el desastre financiero con más deuda pública para colateralizar en el BCE. Nos permiten (quizá) un aplazamiento del objetivo del déficit de un año, pero nos exigen medidas de ajuste draconianas a través de subidas de impuestos, IVA incluido y retrasos de la edad de jubilación, previo rapapolvo antológico en forma de informe que no se le podrá olvidar a Rajoy en mucho tiempo. Manifiesta éste que “Hay una falta de información sobre las medidas de consolidación fiscal anticipadas a partir de 2013, que aún no han sido especificadas” y, atención, que la subida del IRPF va en la dirección contraria a las recomendaciones europeas. Acaba manteniendo que “España tiene margen de maniobra para mejorar la eficacia del sistema fiscal desplazando los ingresos hacia los impuestos que crean menos distorsiones” y advirtiendo que hay que “cumplir con los objetivos de déficit a todos los niveles de las administraciones es indispensable”.

¿No es esto una intervención? Pues no. Porque con ella se puede engañar al pueblo –por supuesto los mercados ya la dan por hecha, no por descontada sino por hecha- con la soflama de que esto no es una intervención.

¿Y qué se consigue? Pues no reconocer el error de los últimos 15 o 20 años y no tener que transformar de abajo a arriba el régimen que nos ha traído hasta aquí. No tiene otra explicación. A Rajoy ya no le queda más cara para ponerse morado. Vean el vídeo, no es de hace un año, es de este lunes y desde aquí le dijimos que pronto se tendría que engullir sus palabras “Mariano, mañana martes verás lo que piensa el mercado sobre tu credibilidad”. Si sigue negando la evidencia y confundiendo a la sociedad española es para defender su causa partidocrática y los intereses de esta monarquía de partidos estatales.

About admin

Empresario. Autor del libro Mando a distancia. Ex profesor de Sociología. Doctor en Derecho. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Urbanista.

, , , , , , , , , , ,

One Response to CLARA CONFUSIÓN

  1. Lemos 31 Mayo, 2012 at 19:16 #

    Y yo que llegué a creer, -y de esto no hace tanto tiempo-……
    Que los políticos, solo por el mero hecho de serlos, eran – entre otras instituciones- personalidades de lo más representativo en: la honestidad, el deber, la responsabilidad, y la garantia, de que ellos, suponian los máximos custodios del bien de una sociedad…

    Al menos en una sociedad que quiera o pretenda, sostenerse en el modelo democrático.

    Me da pena tener que pensar siquiera, en los defectos de personas en concreto, por el principio de que, al igual que yo, los demás tampoco son perfectos….

    De todas formas, cuando se trata de gente que aspira a dirigir la suerte de millones de -prójimos-, una sociedad no debe ni puede permitirse benevolencia, comprensión etc… ante características por las que sus dirigentes y colaboradores se manifiesten, éstas como notas dominantes en sus encomiendas.

    Así, todos participamos del mismo fallo. Si en un momento dado confiamos tan importantes riendas, a determinadas personas, y después con sus actitudes y aptitudes, dejan clara constancia de que elegirlos, fue una equivocación….

    Cuanta razón y atino tuvo usted Sr. Abadía, al escribir su libro -Mando a distancia-.

    Por todo lo que veo y oigo, que dicen y que hacen, los políticos españoles…..
    Y solo en los últimos lustros….

    Y ya tan descaradamente en los últimos años, parece que su misión principal, para con el pueblo sea, la de tratar a éste de engañarlo como se le engaña a un niño, para llevarlo por donde uno quiera…. o, para que no llore mucho….
    Solo que cuando se trata de engañar a millones de personas, para qué fines, y qué resultados obtenidos a consecuencia, en la vida sencilla de los demás. De millones de personas,…. -Un detalle de muy mal gusto-.

    Los políticos nos hablan así:

    “Ahora que estamos reunidos, vamos a contar mentiras…
    Por la mar corre la liebre, por el monte la sardina….
    Por el monte la sardina, trá- la – rá…. por el monte la sardina…
    Vamos a contar mentiras ….. TRÁ – LÁ- RÁ ….
    Vamoss … aaaa…. coonnntaarr … .. menntiiraaasss…. ”

    Y los demás -muchos-, ya no saben qué creer… ni para donde tirar….
    Pero seguro, todos, estamos -harrrttooossss- de cuentos….

    Saludos.

Leave a Reply

%d bloggers like this: